Nuestra contribución a la sociedad, cuantificada, conocida y valorada

Las empresas no solo representan un resultado financiero al final del ejercicio ni contribuyen únicamente con la sociedad a través del pago de impuestos, sino también generando empleo, manteniendo una relación de confianza y proximidad con los proveedores locales y, en definitiva, dinamizando las economías locales. En definitiva, podemos mostrar el valor de las contribuciones que hacemos a la sociedad y permitir que nuestros grupos de interés las comprendan junto con nuestros resultados financieros. 

Independientemente de su tamaño, cualquier organización empresarial se ve sometida al escrutinio público como consecuencia de las operaciones industriales y el efecto que irradian hacia la sociedad. A su vez, los grupos que conforman las comunidades nos emplazan a seguir generando riqueza, agrandando nuestra contribución económica, y posibilitando así el desarrollo de las economías locales. Y al mismo tiempo, sabemos que tenemos una función mucho más dimensionada en la forma de responsabilidad social.

La licencia social que nos ha sido otorgada para gestionar nuestro negocio no tendría ninguna validez ni sería fácil renovarla si la percepción que tienen de nosotros los grupos de interés fuera negativa, y fundamentalmente del valor que seamos capaces de aportar a la sociedad (no solo económico sino también social y ambiental). Desde nuestra posición como agente dinamizador de la sociedad no podemos pasar por alto que la toma de decisiones y puesta en marcha constante de iniciativas proyecta una repercusión sobre los ciudadanos que debe ser cuantificada para determinar su valor. 

Esa percepción condiciona dos valores que revisten una gran importancia para ArcelorMittal: reputación y confianza. Aportamos valor al conjunto de la sociedad en forma de miles de empleos directos e indirectos y sus salarios, dividendos o pago de impuestos. Junto a ello, todas las plantas y centros de trabajo impulsan planes de sostenibilidad locales cuyo objetivo no es otro que favorecer el desarrollo de la sociedad y sus grupos. El apoyo que brindamos a las comunidades va más allá de la aportación económica e incluyen iniciativas beneficiosas para los jóvenes en materia de formación, para colectivos vulnerables, a través de campañas de donación de artículos básicos para mitigar los efectos de la pobreza o el hambre y otro grupo de acciones que tienen siempre como beneficiarios a públicos e instituciones especialmente necesitadas.

Informe de progreso

La contribución económica de ArcelorMittal en España durante 2020 ascendió a 3.767 millones de euros. Esta cantidad engloba conceptos directos e indirectos como los salarios de los trabajadores, pagos a proveedores de materias primas y otros aprovisionamientos y servicios, dividendos, impuestos y las inversiones en I+D y sociales.

La producción conjunta de las plantas de ArcelorMittal en España se situó en 4,1 millones de toneladas de acero en 2020, lo que representa el 37,6 % de los 10,9 millones de toneladas producidas en todo el país. Segregado por origen, el 71,7 % de la producción de ArcelorMittal en España el año pasado procedió de las instalaciones siderúrgicas integrales, mientras el 28,3 % se produjo en las acerías eléctricas.

El número de empleados de ArcelorMittal en España ascendía, el 31 de diciembre de 2020, a 7.906 empleados, a los que hay que sumar otros 1.746 empleados de empresas que colaboran con nosotros en distintas actividades auxiliares. A lo largo del ejercicio, el cómputo de salarios y gastos sociales ascendió a 475 millones de euros, que se distribuyeron entre las 11 plantas y sus Centros de Servicio de ArcelorMittal en el territorio español.

En 2020 se devengaron 83 millones en tasas e impuestos a las administraciones local, autonómica y estatal. ArcelorMittal invirtió más de 100 millones de euros en la mejora y adaptación de sus instalaciones desde las que se proporcionan soluciones de acero más sostenibles a nuestros clientes. El capítulo de inversiones generales también contempla las cantidades destinadas a los dos centros de I+D en Asturias y el ubicado en el País Vasco, y que ascendieron a 32,2 millones.

Para finalizar con el capítulo de inversiones de ArcelorMittal en España en 2020, las de carácter social representaron un gasto de 167.500 euros y estuvieron integradas por iniciativas de mejora en la comunidad y proyectos STEM para favorecer la formación académica de los estudiantes especializada en disciplinas científicas.

Indicadores de progreso

 

Principales indicadores Unid 2020 2019 2018
Contribución económica directa estimada M€ 3.767 5.063 5.118
Inversiones totales M€ 101 147 169,5
Inversiones sociales (IC + STEM) K€ 167,5 363,4 451,8
Inversiones en I+D M€ 32,2 45 40,2
Pagos a proveedores M€ 3.076 4.231 4.302
Dividendos M€ 0 6,2 2,3
Salarios M€ 475 523 534
Impuestos* M€ 83 110,7 69,8
* Esta cifra no incluye los pagos del IVA, que ascendieron a 292 millones de euros en 2020 y que representan un indicador fundamental de la actividad de ArcelorMittal con un gran impacto en la economía española. Tampoco incluye el tributo medioambiental (canon por vertidos y saneamiento) que el pasado ejercicio ascendió a 3,3 millones de euros. Las cantidades reflejadas como impuestos recogen el Impuesto de Sociedades, impuestos a la renta de los empleados (IRPF), impuestos sobre bienes inmuebles (IBI), impuestos a la actividad (IAE) e impuestos energéticos.

Datos relevantes

ODS 10

La estimación de la contribución económica de ArcelorMittal en España ascendió a más de 3.767 millones de euros en 2020

ODS 10

ArcelorMittal es la segunda empresa del Ibex 35 que mejor se comunica con sus grupos de interés a través de la web corporativa, según el informe anual Webranking 2020-21 que elabora la firma Comprend.