Uso responsable de la energía y contribución a un futuro con bajos niveles de emisiones de dioxido de carbono

A lo largo de 2020 la pandemia no solo ha cambiado la manera en que vivimos, introduciendo conceptos como la distancia social y el teletrabajo, inherentes a la prevención y control del Covid-19, si no que ha venido acompañado de otros cambios en nuestra manera de pensar no directamente relacionados con la pandemia; como por ejemplo, una mayor concienciación social por la protección del medio ambiente y la lucha contra el Cambio Climático.

En ArcelorMittal trabajamos diariamente para lograr ser un líder sectorial en sostenibilidad. La mayor prueba de ello es que a pesar de que el sector siderúrgico es uno de los principales emisores globales de CO2 y uno de los sectores más difíciles de descarbonizar, al objetivo lanzado en 2019 de reducir un 30% de nuestras emisiones en Europa en 2030 se ha unido la publicación en 2020 de la nueva meta de lograr la neutralidad de carbono en todas nuestras operaciones en 2050.

Alcanzar estos objetivos requerirá un enorme esfuerzo en toda nuestra cadena de valor, especialmente por parte de nuestros equipos técnicos y centros de I+D, pero el reto es coherente con la ambición de lograr ser el líder industrial que todos queremos, dando continuidad a nuestro lema de “inventar aceros más inteligentes para un mundo mejor”.

Actualmente ya nos hemos puesto manos a la obra, con el desarrollo de varios proyectos industriales destinados a probar nuevas rutas de descarbonización, ya sea mediante un uso más inteligente del carbono asociado a nuestros procesos o bien mediante el desarrollo de nuevas tecnologías de producción de acero, como la ruta basada en el DRI (reducción directa del hierro), que abrirá la puerta al uso futuro de hidrógeno procedente de energías renovables como vector energético verde en la siderurgia.

Confiamos tecnológicamente en las posibilidades de estas iniciativas para acercarnos a la fabricación de aceros neutros en carbono, pero una parte importante de esas posibilidades de éxito debe de venir marcada mediante el diseño de políticas de apoyo adecuadas a facilitar la transición de nuestra industria.

También es importante destacar el hito que en nuestro plan de descarbonización ha supuesto el lanzamiento de XCarbTM, marca que aglutinará todos los esfuerzos de ArcelorMittal por reducir nuestra huella climática. Bajo XCarbTM, por una parte se gestionarán todas las iniciativas de reducción de emisiones de CO2, traduciéndolas en la generación de producciones equivalentes de acero verde, proporcionando así a nuestros clientes la posibilidad de acceder a aceros neutros en carbono y por otra parte, también se comercializarán todos los aceros producidos a partir de carga metálica reciclada y fuentes de energía renovable, en lo que supone un hito pionero de cara al desarrollo de productos sostenibles para nuestros clientes.

El lanzamiento de XCarbTM está muy ligado a las iniciativas desarrolladas en la siderurgia de Asturias, puesto que el proyecto de co-inyección de gas de cok ha nacido como uno de los dos primeros proyectos de reducción de emisiones con los que cuenta la marca para poner a disposición de nuestros clientes dichas mejoras en forma de toneladas equivalentes de acero verde libre de emisiones. En concreto, los ahorros generados en el primer trimestre de 2021 durante los primeros meses de andadura de la co-inyección ya han sido certificados y comercializados con una muy buena acogida.

Adicionalmente XCarbTM, también vendrá acompañado de la creación de un fondo de innovación de 100 M$ para potenciar el desarrollo de nuevas rutas tecnológicas dedicadas a la aceleración de la descarbonización.

XCarbTM supone un primer paso fundamental para poder dar las respuestas de sostenibilidad que nuestros clientes y los consumidores finales necesitan. 

Retos y oportunidades

La transición a una sociedad baja en carbono supone para nosotros un gran reto, pero también una enorme oportunidad.

La investigación y el desarrollo de nuevas soluciones tecnológicas deberá de venir a su vez acompañada de la implantación de nuevas políticas de apoyo que posibiliten la creación de un marco de juego global en el que todas las empresas del sector tengamos las mismas posibilidades, independientemente de donde estemos ubicadas.

Las nuevas tecnologías estarán asociadas a mayores costes de inversión y operación, pero creemos firmemente que, con el correcto nivel de apoyo, la descarbonización del acero será posible, situando al acero como un material de referencia para el desarrollo de un mundo bajo en carbono.

Confiamos en que el plan de reconstrucción Next Generation de la Unión Europea, unido a un desarrollo sostenible del régimen de comercio de derechos de emisión y a la creación de una tasa de ajuste en frontera destinada a evitar la discriminación climática, permitan crear el marco necesario para posibilitar la transición que todos queremos.

A nivel nacional, el desarrollo de marcos normativos adecuados también resultará crucial para la sostenibilidad a largo plazo de nuestra actividad industrial. Por un lado, la publicación de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética de España introduce una base normativa para facilitar la descarbonización de la economía española y su transición a un modelo circular que garantice el uso racional de recursos. Apoyada en el Plan Nacional de Energía y Clima, esta Ley impulsará la electrificación de nuestra sociedad mediante el impulso de energías renovables, hecho que contribuirá a la descarbonización de nuestras actividades, bien sea reduciendo las emisiones ligadas a nuestras necesidades energéticas o ayudando al desarrollo de hidrógeno verde que desplace el actual uso que hacemos en nuestros procesos de combustibles fósiles.

Dentro de este marco positivo, el coste de la energía eléctrica nacional continúa siendo un hándicap en la competitividad de nuestros centros en España. La creación del Estatuto de Consumidores Electrointensivos supone un posible cambio de tendencia, puesto que si bien su alcance inicial es inferior al deseado, permite a nuestra industria contar con un marco normativo sobre el que confiamos se posibilite en un futuro muy cercano el desarrollo de nuevos esquemas de ayuda compatibles con las directrices europeas, esquemas que otorguen una intensidad de ayuda equivalente al nivel con que cuentan nuestros vecinos europeos, de modo que se posibilite un nivel de competencia justo, que otorgue estabilidad a nuestras operaciones y contribuya al desarrollo de las inversiones a largo plazo requeridas para cumplir con nuestros planes de descarbonización.

Acero Verde: ArcelorMittal ha lanzado en el primer trimestre de 2021 dos marcas de acero verde: los certificados XCarb™ de acero verde y los certificados XCarb™ de acero reciclado y producido de forma renovable. Los certificados de acero verde XCarb™ representan ahorros de CO2 reales y verificados como resultado de inversiones específicas, que se traducen en producciones de acero verde equivalente libre de emisiones, permitiendo a nuestros clientes acceder una cadena de suministro de acero más sostenible. La marca XCarb™ de acero reciclado y producido de forma renovable engloba a los aceros producidos a partir del reciclaje de carga metálica y aportaciones de energía renovable, encuadrándose bajo este sello aceros de huella de carbono tan inferior a 300 kg de CO2 / tonelada. Nuestras acerías eléctricas de Olaberria y Sestao ya están adaptando sus procesos para estar listas para comercializar producciones bajo esta nueva marca XCarb™.

  Más información:  https://corporate.arcelormittal.com/sustainability/xcarb

Informe de progreso

De manera proporcional al impacto que la pandemia ha tenido a nuestra actividad, el consumo de energía primaria ha descendido en 2020 un 24%, manteniéndose el consumo específico de energía en 20,8 GJ/t acero. A pesar de que el indicador es similar al nivel de años anteriores, consideramos que supone un registro positivo, puesto que lo normal habría sido constatar un aumento del consumo específico, en base a la pérdida de eficiencia que va asociada a una menor carga de trabajo en las instalaciones.

La huella de carbono de nuestra actividad también ha registrado una evolución positiva, al constatarse una reducción del 26% frente al nivel de 2019, lo que supone un ajuste 2 puntos porcentuales superior al 24% de ajuste registrado en el nivel de producción de acero. El nivel de nuestras emisiones ha quedado fijado en 1,75 tCO2/t acero, también ligeramente por debajo de los registros de años precedentes..

Indicadores de progreso

Principales indicadores Unid 2020 2019 2018
Consumo de energía primaria Millones GJ (PJ) 86 113 124
Consumo específico de energía primaria Gjul/t acero 20,80 20,8 20,3
Emisiones de CO2
Intensidad de CO2 t CO2 / t acero 1,75 1,77 1,79
Total CO2 Huella de carbono M ton 7,2 9,7 10,9

¿Quieres conocer más información relacionada con los hitos de este Objetivo?

Lo más destacado en 2020

A través del siguiente enlace podrás ampliar la información sobre las acciones más destacadas llevadas a cabo durante el pasado año.

Datos relevantes

10 objetivos Desarrollo Sostenible. 6: Energía. Foto 2

En junio de 2020 ArcelorMittal presentó el primer Informe de Acción por el Clima correspondiente a sus actividades en Europa. El objetivo es reducir las emisiones de CO2 en un 30 % en 2030 y alcanzar un balance cero en emisiones de carbono en 2050.

10 objetivos Desarrollo Sostenible. 6: Energía. Foto 4

La huella de carbono de nuestra actividad ha registrado en 2020 una evolución positiva, al constatarse una reducción del 26 % frente al nivel de 2019, lo que supone un ajuste 2 puntos porcentuales superior al 24 % de ajuste registrado en el nivel de producción de acero

10 objetivos Desarrollo Sostenible. 6: Energía. Foto 3

El nivel de nuestras emisiones ha quedado fijado en 1,75 t CO2/t acero, ligeramente por debajo de los registros de años precedentes.

10 objetivos Desarrollo Sostenible. 6: Energía. Foto 5

De manera proporcional al impacto que la pandemia ha tenido a nuestra actividad, el consumo de energía primaria ha descendido en 2020 un 24 %.