Inicio » ArcelorMittal publica un concepto para una norma aplicable a escala mundial a los productos físicos de acero con bajos niveles de emisiones de carbono

ArcelorMittal publica un concepto para una norma aplicable a escala mundial a los productos físicos de acero con bajos niveles de emisiones de carbono

14.06.2022 | Noticias

ArcelorMittal (“la Sociedad”) ha publicado hoy un concepto para una norma aplicable a los productos de acero con bajos niveles de emisiones de carbono, con el objetivo de ayudar a incentivar la descarbonización de la siderurgia a escala mundial y apoyar la creación en el mercado de demanda de productos físicos de acero que podrían clasificarse como acero con menores niveles de emisiones de carbono, y en último término, con niveles de emisiones casi nulos.

  • El concepto contempla un doble sistema de puntuación que aporte a los clientes un valor resultante del análisis del ciclo de vida (ACV) de los productos, así como un sistema de calificación que refleje los avances logrados en la transición hacia niveles de emisiones de carbono casi nulos.
  • Está diseñado para incentivar la descarbonización de la producción de acero, tanto primaria como secundaria.
  • Aporta a los clientes mayor transparencia y coherencia entre las diferentes categorías de productos de acero.
  • Favorece el desarrollo de mercados para productos de acero con bajos niveles de emisiones de carbono.

La creación de definiciones claras para establecer lo que son productos físicos de acero con bajos niveles de emisiones de carbono es un componente importante de los mecanismos de “tirón de la demanda” e “impulso de la oferta” necesarios para apoyar a la industria siderúrgica en su transición hacia un balance neto de cero emisiones de carbono con el horizonte de 2050. El establecimiento de definiciones claras también contribuirá a la formulación de políticas específicas para apoyar el desarrollo a escala industrial y la comercialización de tecnologías con niveles de emisiones casi nulos.

Tres principios básicos

El concepto se articula en torno a tres conceptos básicos:

  1. La norma debe incluir un sistema doble de puntuación que comprenda un valor resultante del ACV de los productos acabados (Declaraciones Ambientales de Producto (DAP) en el caso de productos para construcción), así como un sistema de calificación ligado a la descarbonización que establezca categorías de niveles de emisiones bajos o casi nulos por tonelada de acero laminado en caliente y premie a los productores a medida que avanzan en su descarbonización con respecto a sus correspondiente puntos de partida.
  2. Debe estar diseñada de manera que incentive la descarbonización de todos los métodos de producción siderúrgica mediante la adopción de nuevas tecnologías, y no simplemente mediante un mayor uso de chatarra en procesos basados en las tecnologías actuales. Esto se puede lograr aplicando una escala móvil basada en el porcentaje de chatarra utilizada en el proceso productivo, un sistema que también se emplea en los modelos de evaluación del acero con bajos niveles de emisiones de carbono de ResponsibleSteel™ y de la Agencia International de la Energía (AIE).
  3. Debe incluir un ámbito de aplicación claramente definido para el cómputo de las emisiones de carbono a efectos del sistema de calificación ligado a la descarbonización.

El concepto está diseñado para ser complementario con los métodos establecidos para premiar los productos virtuales de acero con bajos niveles de emisiones de carbono, al menos hasta que se disponga de volúmenes significativos de productos físicos de acero con bajas emisiones de carbono.

Brad Davey, Executive Vice President de ArcelorMittal y presidente del Comité de Acción por el Clima de la Sociedad, declaró:

“Establecer de una norma que permita definir una clasificación de acero con bajas emisiones de carbono durante la transición de nuestra industria hacia un balance neto de cero emisiones es un aspecto crucial para nuestro proceso de descarbonización. Hemos dedicado mucho tiempo a reflexionar sobre cómo se puede establecer una norma de estas características de una manera que resulte justa e incite a todos los productores siderúrgicos a reducir sus emisiones y, en última instancia, a alcanzar un balance neto de cero emisiones de carbono. Nuestro concepto se articula en torno a un sistema diseñado para asegurar que se incite a todos los productores siderúrgicos, con procesos de producción tanto primaria como secundaria, para que sigan reduciendo sus emisiones, y que se reconozcan y premien los avances logrados hacia una producción con niveles de emisiones casi nulos.

Somos conscientes de que numerosas organizaciones están llevando a cabo una profunda reflexión a este respecto. Mantenemos un estrecho diálogo con varias de estas organizaciones y celebramos haber tenido la oportunidad de compartir con ellas nuestros conocimientos expertos en materia de siderurgia, de cara al desarrollo de sus recomendaciones. Dado que se trata de una cuestión de capital importancia para el sector, hemos decidido publicar directamente los principios claves que entendemos deben constituir la base de cualquier sistema para establecer categorías oficiales de productos de acero con menores niveles de emisiones de carbono o con niveles de emisiones casi nulos. 

Estamos convencidos de que estos principios contribuirán a estimular al sector y desempeñarán un papel esencial para aportar transparencia y claridad a los consumidores de acero, de cara a sus decisiones de compra, y ayudarán a crear mercados de vanguardia para productos de acero ecológico”.

Geert van Poelvoorde, Executive Vice President de ArcelorMittal y CEO de ArcelorMittal Europa, añadió:

“Sabemos que nuestros clientes quieren productos de acero con bajos niveles de emisiones de carbono. Por ese motivo creamos los certificados XCarb™ de acero ecológico, que han tenido muy buena acogida entre nuestros clientes. Sin embargo, se trata de productos virtuales con bajas emisiones de carbono y necesitamos contar asimismo con un sistema que defina lo que son productos físicos de acero con bajas emisiones de carbono durante la transición hacia una producción con niveles de emisiones casi nulos, y en último término, con un balance neto de cero emisiones de carbono. Esto contribuirá a favorecer la rentabilidad de las inversiones necesarias para materializar la transición hacia un proceso siderúrgico con bajas emisiones de carbono, el cual conllevará costes superiores a los de las tecnologías utilizadas actualmente. Consideramos que es importante que cualquier norma en este sentido se base en un doble enfoque, en el que se establezca claramente el valor resultante del ACV del producto, así como una calificación que refleje los avances logrados en el proceso de descarbonización. De este modo, los clientes podrán conocer claramente la huella de carbono asociada al producto, así como los avances que el correspondiente productor siderúrgico esté impulsando en la transición hacia un proceso con niveles de emisiones casi nulos. Esto es un aspecto crucial para asegurar que todas las empresas contribuyan a la consecución de los objetivos del Acuerdo de París”.

Un doble sistema de puntuación que permita una comparativa homogénea e incentive la descarbonización

Cualquier norma que se establezca en este sentido debe incorporar un doble sistema de puntuación basado, por una parte, en un valor resultante del ACV de los productos acabados para que los clientes puedan conocer claramente la huella de carbono asociada al acero que compren y, por otra parte, un sistema de calificación ligado a la descarbonización, similar al sistema de etiquetado que ya se utiliza en la UE para los electrodomésticos, que refleje el grado de avance logrado por los productores siderúrgicos en su proceso de descarbonización. 

Escala móvil basada en el porcentaje de chatarra utilizada en el proceso productivo

Cualquier norma que se establezca en este sentido debe incitar a todos los productores siderúrgicos a avanzar hacia un balance neto de cero emisiones de carbono, independientemente de la tecnología que utilicen como punto de partida. Las emisiones de carbono incorporadas en una tonelada de acero dependen en gran medida de las materias primas metálicas utilizadas en su fabricación. Así, la producción de acero secundaria (basada en el reciclaje de chatarra) conlleva una huella de carbono sustancialmente menor que la producción de acero primaria (basada en el procesamiento de mineral de hierro). Aunque la chatarra de acero tiene un papel importante que desempeñar en la descarbonización de la industria siderúrgica mundial, se trata de un recurso finito que ya se está utilizando en su totalidad, y seguirá siendo necesario producir acero primario hasta mucho más allá de 2050 para dar respuesta a la demanda de acero. Por ello, nos alineamos firmemente con la posición adoptada tanto por ResponsibleSteel™ como por la AIE, que consideran que una norma para definir lo que constituyen productos de acero con bajos niveles de emisiones de carbono debe incorporar una escala móvil que tenga en cuenta las materias primas metálicas utilizadas en la fabricación del acero (producción primaria a partir de mineral hierro frente a producción secundaria a partir de chatarra) e incentive la descarbonización mediante la mediante la introducción de tecnologías con bajos niveles de emisiones de carbono, y no simplemente mediante un incremento de la cantidad de chatarra utilizada.

Ámbito de aplicación

Es crucial que se utilice un ámbito de aplicación uniforme para permitir una comparativa homogénea entre productores siderúrgicos a efectos del sistema de calificación ligado a la descarbonización, y que dicho ámbito de aplicación sea representativo de las emisiones asociadas a los aspectos fundamentales de la producción de acero. Por ello, en su fase inicial nuestro concepto propone un ámbito de aplicación fundamental del sistema siderúrgico que puede medirse fácilmente en la actualidad, basado en el Net-Zero Steel Pathway Methodology Project, en el que se computan todas las emisiones de Alcance 1 y 2 así como ciertas emisiones de Alcance 3 derivadas de los procesos de fabricación de arrabio, fabricación de acero, colada y laminación[1]. A medida que se disponga de metodologías de medición y de datos relativos a las emisiones asociadas a las materias primas utilizadas en la producción primaria de acero, este ámbito de aplicación se ampliaría en una segunda fase para incluir dichas emisiones.

La siguiente gráfica ilustra el principio de funcionamiento del sistema de calificación ligado a la descarbonización:

 
La posición de un productor siderúrgico en la gráfica vendría determinada por su huella de carbono por tonelada de acero laminado en caliente (eje y) y por las materias primas metálicas que utilice (eje x). En función de si la posición de un productor en la gráfica se sitúa por debajo o por encima del umbral indicado, se consideraría que produce o no acero con bajas emisiones de carbono.
 
Asimismo, aquellos productores siderúrgicos que se sitúen en o por debajo del umbral se clasificarían en seis categorías (de la A+ a la E), pudiendo mejorar de categoría a medida que avancen en su proceso de descarbonización. Por consiguiente, los responsables políticos podrían usar este sistema para incitar a los productores a proseguir con la descarbonización para alcanzar una categoría superior (siendo A y A+ las categorías más altas y las únicas en las que los productores podrían atribuirse la producción de acero con niveles de emisiones casi nulos (A) o con un balance neto de cero emisiones de carbono (A+)).
 
De forma similar a lo planteado por ResponsibleSteel™ y la AIE, el umbral para la categoría de acero con niveles de emisiones casi nulos debe establecerse en un nivel que apoye todas las posibles rutas tecnológicas para la descarbonización.

Por último, cualquier norma que se establezca en este sentido no debe dejar de reconocer las actuaciones tempranas llevadas a cabo por las empresas pioneras en la descarbonización para permitir que los clientes puedan contabilizar reducciones en sus emisiones de Alcance 3 a través de la compra de certificados virtuales. Esto debería reflejarse en la inclusión del certificado “S”.

Para obtener más información sobre la propuesta de ArcelorMittal para una norma aplicable a productos de acero con bajas emisiones de carbono, véase la página web https://corporate.arcelormittal.com/climate-action/low-carbon-emissions-steel-standard o nuestro vídeo de animación en el que se explica la norma propuesta y la metodología en que se basa, disponible a través del siguiente enlace: https://www.youtube.com/watch?v=6S5rDGasH-s.

[1] Para obtener información precisa sobre el ámbito de aplicación propuesto, véase la presentación disponible a través del siguiente enlace: https://corporate.arcelormittal.com/media/phendpxm/arcelormittal-low-emissions-steelmaking-standards-proposal.pdf.